DOMUNI UNIVERSITAS

Day for Night

MEDITERRÁNEO (España-Grecia 2021, 110 min.)

MEDITERRÁNEO (España-Grecia 2021, 110 min.) 22 de Octubre de 2021

En esta película su director Marcel Barrena ha tomado una opción arriesgada como es la de contar una historia grande -la génesis de la ONG Open Arms, tan presente en el activismo social del último lustro, junto a los inicios de la gravísima crisis migratoria sobre todo a partir de 2015 en Europa, con la isla griega de Lesbos como centro de la tragedia-, haciéndose fuerte en un ámbito mucho más reducido: el de las pequeñas historias de conquista del territorio personal de sus protagonistas principales.

La rueda a ras de tierra y, sobre todo, a ras de agua. Las secuencias de rescate en el mar, los ahogamientos y el miedo de los migrantes tienen credibilidad. Pero el lugar en que mejor se mueve su historia es en el de las decisiones individuales de sus protagonistas, en sus discusiones, en sus bromas, en sus temores, sin olvidar nunca este gravísimo problema que sacude a Europa desde hace ya años. Y lo hace sin idealizar, sin medias verdades, para denunciar y exigir una solución ante la vergonzosa inacción de gobiernos y autoridades de la Unión Europea.

Todo ello con el trabajo de un reducido grupo de excelentes intérpretes: Dani Rovira, Sergi López y Anna Castillo, con el imponente Eduard Fernández al mando y el apoyo de Àlex Monner, Patricia López Arnaiz y los puntuales intérpretes griegos. Todos perfectos.  Cada personaje muestra sus cicatrices interiores y exteriores. Cada frase, cada reacción, cada mirada, es la de un ser humano dispuesto a tomar importantes decisiones. Con ello, los resbalones del film, que los tiene (p.e. detalles excesivamente melodramáticos, trazo grueso de algunas soluciones, reiteración de escenas de salvamiento marítimo, convencionalidad y superficialidad en algunos momentos, etc.), quedan mucho más desdibujados. En apartados como el sonido y los efectos visuales son muy correctos (en los créditos finales se oye a la cantaora Mª.J. Llergo cantar su bello y doloroso canto de sirena Te espera el mar), pero el guion y el desarrollo demasiados lineales de la trama patinan un poco en algunas ocasiones.

No es aburrida ni lenta o soporífera, e invita a la reflexión. Dominar el mundo a partir del individuo; lograr la justicia desde el gesto concreto del ser humano y la emoción, desde la lucha con uno mismo y el encuentro con su lugar en la existencia.

En conclusión, es un efectivo drama, que cumple su cometido (entretener y concienciar). No es perfecta, pero seguramente remueva conciencias bienpensantes amodorradas en la indiferencia, cinismo y demagogia. Y sólo por eso ya merece la pena. Y es que sería necesario que fuera a verla todo aquel que no es consciente de esta dura realidad.

 

Alfonso Esponera Cerdán o.p.



« Más recientes Más antiguos »